¿Qué es el robo de identidad? Los 5 ejemplos más terribles

Por Tibor Moes / Actualizado: enero 2024

¿Qué es el robo de identidad? Los 6 ejemplos más terribles

El robo de identidad, un problema generalizado y potencialmente devastador, afecta a millones de personas en todo el mundo, provocando pérdidas financieras y violaciones de la privacidad personal.

En este artículo, exploramos cinco de los ataques de robo de identidad más notorios de la historia, proporcionando una visión detallada y las lecciones aprendidas de cada incidente.

¿Qué es el robo de identidad? El robo de identidad es el uso de la identidad de otra persona en beneficio propio. Los piratas informáticos pueden utilizar programas maliciosos, correos electrónicos de phishing y filtraciones de datos para robar sus datos financieros y de identificación, con el fin de solicitar servicios y préstamos en su nombre.

  • Incidente de ChoicePoint (2004): Una violación de la seguridad de los datos en ChoicePoint comprometió la información personal de unos 163.000 individuos. ChoicePoint pagó 15 millones de dólares en sanciones y compensaciones a los consumidores por violar los derechos de privacidad.
  • Caso Albert González (2005-2007): González y su equipo robaron más de 90 millones de números de tarjetas de crédito y débito, incluidos 45,6 millones de TJX Companies. El impacto financiero, sobre todo en TJX, se estimó en unos 200 millones de dólares.
  • Anthem Inc. Breach (2015): Esta brecha expuso potencialmente la información personal de 78,8 millones de personas. Anthem resolvió las infracciones de la HIPAA por 16 millones de dólares, lo que supuso una importante repercusión financiera.
  • La brecha de Equifax (2017): Alrededor de 147 millones de personas vieron expuestos sus datos personales en la brecha de Equifax. Este incidente puso de manifiesto la vulnerabilidad de la información financiera a escala masiva.
  • Brecha de Marriott International (2018): La crisis de ciberseguridad de Marriott sugirió inicialmente que 500 millones de huéspedes se vieron afectados, cifra que se revisó posteriormente a 383 millones de registros. Esta brecha subrayó la importancia de la seguridad de los datos en la industria hotelera.

No se convierta en víctima de un robo de identidad. Proteja su PC con el mejor software antivirus y su privacidad con la mejor VPN.

Ejemplos de robo de identidad

1. El incidente de ChoicePoint (2004): Una violación masiva de datos personales

En 2004, se produjo una importante brecha en ChoicePoint, una empresa especializada en la gestión de información personal. Este incidente no fue un simple fallo menor en la seguridad de los datos; fue un percance colosal que comprometió los datos personales de aproximadamente 163.000 individuos. Imagine, por un momento, la gravedad de esta situación: la información personal de miles de personas, expuesta a ojos no autorizados.

Las consecuencias financieras para ChoicePoint fueron graves. En un esfuerzo por rectificar la situación y resolver las acusaciones de la Comisión Federal de Comercio (FTC) por violar los derechos de privacidad de los consumidores, ChoicePoint tuvo que pagar la asombrosa cifra de 10 millones de dólares en multas civiles, junto con otros 5 millones de dólares para compensar a los consumidores.

Este suceso fue un duro recordatorio de las responsabilidades que conlleva el manejo de datos sensibles y las graves repercusiones de no protegerlos.

2. El caso Albert González (2005-2007): Una juerga de pirateo de proporciones épicas

Avanzando hacia el periodo comprendido entre 2005 y 2007, nos encontramos con el notorio caso de Albert González y su equipo. Sus actividades cibercriminales fueron poco menos que extraordinarias por su alcance e impacto.

El equipo, dirigido por González, fue responsable del robo de más de 90 millones de números de tarjetas de crédito y débito de diversas empresas. Para ponerlo en perspectiva, eso es casi la población de Alemania y Austria juntas, a la que le robaron los datos de sus tarjetas.

El golpe más significativo se lo llevó TJX Companies, de la que se robaron la friolera de 45,6 millones de números de tarjetas. Las ramificaciones financieras de esta brecha fueron inmensas, estimándose que sólo la brecha de TJX Companies causó daños por valor de unos 200 millones de dólares.

Este caso constituye un claro ejemplo de las enormes repercusiones financieras y personales que pueden derivarse de un único punto de fallo en la seguridad de los datos.

3. Anthem Inc. Breach (2015): Una catástrofe de datos sanitarios

El año 2015 fue testigo de una de las brechas más importantes en el sector sanitario, cuando Anthem Inc, una destacada compañía de seguros médicos, se enfrentó a un ciberataque.

Esta brecha no fue una filtración menor; expuso potencialmente la información personal de unos 78,8 millones de personas. Eso equivale a revelar los datos privados de casi una cuarta parte de la población de Estados Unidos.

La magnitud de esta infracción quedó reflejada en el acuerdo al que Anthem tuvo que llegar con la Oficina de Derechos Civiles (OCR) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (HHS).

Para resolver las violaciones de las normas de privacidad y seguridad de la Ley de Portabilidad y Responsabilidad del Seguro Médico (HIPAA) relacionadas con la infracción, Anthem acordó pagar la cifra récord de 16 millones de dólares.

Este incidente subraya la importancia vital de salvaguardar los datos sanitarios, un tipo de información que es a la vez extremadamente personal y sensible.

4. Equifax Breach (2017): Un cataclismo en los informes de crédito

Avanzamos rápidamente hasta 2017 y nos encontramos con la infame brecha de Equifax. Equifax, una de las principales agencias de información crediticia, sufrió una brecha masiva que dejó al descubierto los datos personales de aproximadamente 147 millones de personas.

Para comprender la magnitud de esta situación, imagínese a casi la mitad de la población de Estados Unidos con sus datos sensibles, como números de la seguridad social, fechas de nacimiento y direcciones, expuestos a entidades desconocidas.

Esta brecha fue un sorprendente recordatorio de la vulnerabilidad de la información financiera personal y de las catastróficas consecuencias de no protegerla.

El incidente de Equifax puso de manifiesto la necesidad de adoptar medidas de seguridad sólidas para proteger los datos confidenciales de los consumidores y las repercusiones de largo alcance que pueden tener estos fallos de seguridad en las personas y en la economía.

5. Brecha de Marriott International (2018): Una pesadilla para la industria hotelera

En 2018, el gigante de la hostelería Marriott International se enfrentó a una crisis de ciberseguridad de enormes proporciones. Inicialmente, la empresa reveló que la brecha podría haber afectado hasta a 500 millones de huéspedes, una cifra lo suficientemente asombrosa como para enviar ondas de choque a toda la industria hotelera mundial. Este número representaba por sí solo una parte sustancial de la población mundial y puso de relieve la enorme cantidad de datos que acumulan los hoteles.

Tras una investigación posterior, Marriott revisó esta cifra a aproximadamente 383 millones de registros. Aunque esta cifra era inferior a la estimación inicial, seguía representando una violación colosal, que afectaba a millones de personas que habían confiado su información personal a Marriott. La magnitud de esta brecha no sólo preocupó a los directamente afectados, sino que también sirvió de desgarrador recordatorio a toda la industria hotelera sobre la necesidad crítica de contar con sólidas medidas de seguridad de los datos.

Este incidente demostró las consecuencias de largo alcance de los fallos de ciberseguridad en una industria que depende en gran medida de la confianza de los consumidores. Puso de relieve la inmensa responsabilidad que tienen las empresas a la hora de proteger la información personal y sensible de sus clientes, y el impacto potencialmente devastador cuando se vulnera esa confianza.

Conclusión

Los casos de ChoicePoint, Albert González, Anthem Inc, Equifax y Marriott International ilustran vívidamente los inmensos riesgos y consecuencias del robo de identidad. Estos incidentes, que afectan a millones de personas y provocan importantes pérdidas económicas, subrayan la importancia vital de contar con medidas sólidas de protección de datos. Sirven como un duro recordatorio de que la seguridad de la información personal debe ser una prioridad absoluta para todas las organizaciones.

A la luz de estos ejemplos, no se puede exagerar la importancia de las medidas individuales de ciberseguridad, en particular la inversión en un software antivirus fiable. Para los usuarios de Windows 11, elegir soluciones antivirus de marcas de confianza como Norton, Avast, TotalAV, Bitdefender, McAfee, Panda o Avira es un paso crucial para salvaguardar la información personal.

Estas soluciones de software proporcionan una protección esencial contra diversas formas de ciberamenazas, incluidas las que conducen al robo de identidad. Al invertir en estas medidas de seguridad, las personas pueden reducir significativamente su vulnerabilidad a los ciberataques y garantizar que su información personal y financiera permanezca segura.

Fuentes

 

Autor: Tibor Moes

Autor: Tibor Moes

Fundador y redactor jefe de SoftwareLab

Tibor ha probado 39 programas antivirus y 30 servicios VPN, y posee un certificado de posgrado en ciberseguridad de la Universidad de Stanford.

Utiliza Norton para proteger sus dispositivos, CyberGhost para su privacidad y Dashlane para sus contraseñas.

Puede encontrarle en LinkedIn o ponerse en contacto con él aquí.