¿Qué es el spoofing? Los 4 ejemplos más terribles 

Por Tibor Moes / Actualizado: enero 2024

¿Qué es el spoofing? Los 5 ejemplos más terribles (2023)

La suplantación de identidad, una cibertáctica engañosa en la que los atacantes disfrazan su identidad para hacerse pasar por fuentes de confianza, supone una importante amenaza para la seguridad y la privacidad en línea.

En este artículo, exploraremos cuatro de los ataques de suplantación de identidad más notorios de la historia, proporcionando estadísticas reveladoras y lecciones aprendidas de cada incidente.

¿Qué es el spoofing (la suplantación de identidad)? El spoofing es un acto de suplantación. Un pirata informático se hace pasar por una persona o empresa en la que confía el destinatario. La suplantación de identidad se utiliza para acceder a los datos sensibles o utilizar los recursos informáticos para llevar a cabo ciberataques.

  • Operación Aurora (2009): Un complejo ataque de ciberespionaje dirigido contra Google y más de 30 organizaciones. Más de 20 empresas fueron identificadas inicialmente como víctimas, y los informes posteriores sugieren que más de 34 organizaciones fueron el objetivo.
  • Ataque de suplantación de DNS a bancos brasileños (2017): Unos piratas informáticos secuestraron las operaciones en línea de bancos brasileños mediante la suplantación de DNS. El ataque duró unas cinco horas y redirigió 36 dominios bancarios a sitios web fraudulentos.
  • Ataque de phishing de voz a un director general con sede en el Reino Unido (2019): Un director general fue estafado por valor de 220.000 euros (unos 243.000 dólares) por un deepfake de voz que se hacía pasar por su jefe. El CEO creía que seguía órdenes del director general de la empresa matriz alemana de la firma.
  • Ataques de phishing a PayPal (múltiples incidentes): Una serie de ataques de phishing comprometió miles de cuentas PayPal. En diciembre de 2022, un ataque provocó el acceso no autorizado a numerosas cuentas de usuarios en un lapso de tres días.

No se convierta en víctima del spoofing. Proteja sus dispositivos con el mejor software antivirus y su privacidad con la mejor VPN.

Ejemplos de suplantación de identidad

1. Operación Aurora (2009): Una red de intrigas y ciberespionaje

En los anales digitales de la ciberguerra, pocos incidentes han resonado tan profundamente como la Operación Aurora, un ataque coordinado y sofisticado que surgió en 2009. Esta operación no fue un simple ataque solitario, sino una compleja red de espionaje que enredó a más de 34 organizaciones, según diversas fuentes.

Google, uno de los principales objetivos de este ataque, reveló el sorprendente alcance de esta brecha, afirmando que más de 20 empresas fueron víctimas de forma similar. La complejidad del ataque y el calibre de sus objetivos marcaron una escalada significativa en el panorama de las ciberamenazas, subrayando la vulnerabilidad incluso de las fortalezas digitales más fortificadas.

La Operación Aurora no fue sólo una llamada de atención; fue una sirena en la noche, alertando al mundo digital de los peligros en evolución que acechan en las sombras del ciberespacio.

2. Ataque de suplantación de DNS contra bancos brasileños (2017): Un atraco a las identidades digitales

Avancemos rápidamente hasta 2017, y el ámbito de la ciberseguridad fue testigo de un atraco que parecía sacado directamente de un thriller de alta tecnología. En un movimiento audaz, los atacantes orquestaron un ataque de suplantación de DNS contra varios bancos brasileños. No se trataba de una hazaña ordinaria; los hackers comprometieron meticulosamente el servicio de alojamiento DNS del banco, sentando las bases para un gran engaño.

En un lapso de aproximadamente cinco horas, ejecutaron su plan con una precisión escalofriante, redirigiendo los 36 dominios del banco a sitios web fraudulentos. En este ataque no se trataba sólo de robar datos, sino de secuestrar toda una identidad en línea.

La sofisticación y escala de esta operación puso de relieve la importancia crítica de asegurar la infraestructura DNS, piedra angular de la confianza y fiabilidad de Internet.

3. Ataque de phishing por voz a un director general con sede en el Reino Unido (2019): Una llamada engañosa con costosas consecuencias

En 2019, el mundo del espionaje corporativo fue testigo de un hecho novedoso e inquietante: un ataque de phishing de voz (vishing) que le costó a una empresa energética con sede en el Reino Unido la friolera de 220.000 euros (aproximadamente 243.000 dólares).

El director general de esta empresa, creyendo que estaba conversando con su jefe, el director ejecutivo de la empresa matriz alemana, fue hábilmente engañado por una imitación de voz. El atacante, utilizando una sofisticada IA generadora de voz, imitó la voz y los gestos del ejecutivo alemán con una precisión asombrosa, obligando al CEO a transferir la cuantiosa suma a un supuesto proveedor húngaro.

Este incidente no sólo puso de relieve los riesgos financieros asociados a este tipo de estafas, sino que también hizo saltar las alarmas sobre la amenaza emergente de la suplantación de identidad impulsada por la inteligencia artificial en la ciberdelincuencia.

4. Ataques de phishing de PayPal (múltiples incidentes): Una cadena de robos digitales

El mundo digital se vio sacudido de nuevo cuando PayPal, una de las mayores plataformas de pago en línea, se convirtió en el blanco de un ataque generalizado de phishing. En un incidente especialmente alarmante ocurrido entre el 6 y el 8 de diciembre de 2022, los piratas informáticos obtuvieron acceso no autorizado a miles de cuentas PayPal.

El número exacto de usuarios afectados y el alcance total de los daños siguen sin estar claros, pero el impacto de la brecha fue innegablemente significativo. Esta serie de ataques puso de relieve una vulnerabilidad crítica en las transacciones financieras digitales y el implacable ingenio de los ciberdelincuentes para explotar tales debilidades.

Para PayPal y su amplia base de usuarios, este episodio fue un duro recordatorio de la batalla en curso contra el fraude digital y de la importancia de unas prácticas de ciberseguridad vigilantes.

Conclusión

Los ejemplos de ataques de suplantación de identidad que hemos analizado -desde la Operación Aurora hasta los sofisticados incidentes de phishing de PayPal- ilustran la naturaleza cambiante y compleja de las ciberamenazas. Estos incidentes demuestran que ninguna organización, independientemente de su tamaño o sector, es inmune a este tipo de engaños. El ingenio de los atacantes para explotar las vulnerabilidades y los importantes daños financieros y de reputación sufridos subrayan la necesidad crítica de contar con medidas de ciberseguridad sólidas.

A la luz de estas amenazas, no se puede exagerar la importancia de invertir en un software antivirus eficaz para Windows 11. Marcas de renombre como Norton, Avast, TotalAV, Bitdefender, McAfee, Panda y Avira ofrecen soluciones integrales que proporcionan capas esenciales de protección contra diversas ciberamenazas, incluida la suplantación de identidad.

Estos programas antivirus no son sólo herramientas; son escudos vitales que protegen contra los peligros siempre presentes y en evolución del mundo digital. Al emplear estas defensas, las personas y las organizaciones pueden reducir significativamente su vulnerabilidad ante estos sofisticados ataques y garantizar una experiencia en línea más segura.

Fuentes

  1. Washingtonpost.com
  2. Wired.com
  3. Forbes.com
  4. Forbes.com

 

Autor: Tibor Moes

Autor: Tibor Moes

Fundador y redactor jefe de SoftwareLab

Tibor ha probado 39 programas antivirus y 30 servicios VPN, y posee un certificado de posgrado en ciberseguridad de la Universidad de Stanford.

Utiliza Norton para proteger sus dispositivos, CyberGhost para su privacidad y Dashlane para sus contraseñas.

Puede encontrarle en LinkedIn o ponerse en contacto con él aquí.