¿Qué es el cifrado de datos? Todo sobre ello

Por Tibor Moes / Actualizado: Julio de 2023

¿Qué es el cifrado de datos? Todo sobre ello (2023)

¿Qué es el cifrado de datos?

En el mundo digital actual, la encriptación de datos garantiza que nuestra información confidencial esté protegida de accesos no autorizados y ataques malintencionados. Esta completa guía le proporcionará una nueva perspectiva sobre la seguridad de los datos y las mejores prácticas para salvaguardar sus valiosos datos. ¿Está preparado para convertirse en un experto en encriptación de datos? ¡Sumerjámonos en el tema!

Resumen

  • La encriptación de datos los protege traduciéndolos a un formato ilegible. Los datos encriptados sólo pueden leerse con una clave de encriptación, lo que impide el acceso no autorizado y el uso indebido.
  • El proceso de encriptación de datos utiliza algoritmos y claves de encriptación para convertir el texto plano en texto cifrado (el formato ilegible).
  • Implica técnicas de encriptación simétricas y asimétricas, utilizando algoritmos comunes como AES, RSA y 3DES para diferentes casos de uso.

No se convierta en víctima del cibercrimen. Proteja sus dispositivos con el mejor antivirus y su privacidad con la mejor VPN.

Definición de la encriptación de datos

La encriptación de datos es el proceso de transformar datos legibles, conocidos como texto plano, en un formato ilegible llamado texto cifrado, utilizando algoritmos y claves de encriptación. Este formato codificado garantiza que sus datos sensibles permanezcan seguros y protegidos de miradas indiscretas y accesos no autorizados. En esencia, el cifrado de datos es el mecanismo digital de cerradura y llave para proteger su valiosa información del robo, la manipulación o la filtración.

Existen dos tipos principales de cifrado: el cifrado simétrico y el asimétrico. El cifrado simétrico utiliza una única clave tanto para el cifrado como para el descifrado, mientras que el cifrado asimétrico utiliza dos claves separadas -una clave pública y una clave privada- para el proceso de cifrado y descifrado. Estos dos tipos de cifrado, junto con los distintos algoritmos de cifrado, desempeñan un papel fundamental a la hora de proteger sus datos y mantener su privacidad, ya sea con fines personales o empresariales.

Entonces, ¿por qué es tan importante la encriptación de datos? En nuestro mundo cada vez más conectado, compartimos y almacenamos constantemente información sensible como datos personales, registros financieros y datos comerciales confidenciales. Sin un cifrado adecuado, estos datos son vulnerables a accesos no autorizados, lo que puede dar lugar a robos de identidad, fraudes o filtraciones de datos. La encriptación de datos es la primera línea de defensa contra estas amenazas, garantizando que sus datos sensibles permanezcan seguros y protegidos en todo momento.

El proceso de encriptación de datos

El proceso de encriptación de datos implica el uso de algoritmos y claves de encriptación para convertir el texto plano en texto cifrado. Esta transformación garantiza que sólo las partes autorizadas que dispongan de la clave correcta puedan descifrar los datos cifrados y acceder a ellos.

Existen dos tipos principales de cifrado: simétrico y asimétrico. El cifrado simétrico, también conocido como criptografía de clave privada, utiliza una única clave tanto para el cifrado como para el descifrado, mientras que el cifrado asimétrico utiliza dos claves separadas – una clave pública y una clave privada – para el proceso de cifrado y descifrado.

Para comprender mejor el proceso de encriptación de datos y sus diversas técnicas, examinaremos más detenidamente la encriptación simétrica y asimétrica en las siguientes subsecciones. Cada tipo de cifrado tiene sus ventajas y desventajas, y comprender estas diferencias le ayudará a elegir el método de cifrado adecuado para sus necesidades específicas.

Cifrado simétrico

El cifrado simétrico es un tipo de criptografía de clave privada o algoritmo de clave secreta. Implica que tanto el emisor como el receptor disponen de la misma clave para los procesos de cifrado y descifrado. Este método es más rápido y eficaz que la encriptación asimétrica, pero también presenta ciertos inconvenientes. Uno de los principales inconvenientes de la encriptación simétrica es la necesidad de una gestión segura de las claves, ya que la misma clave debe mantenerse en secreto y compartirse de forma segura entre las partes comunicantes.

RC4 y DES son ejemplos de algoritmos de encriptación simétricos. Estos algoritmos se utilizan ampliamente. Sin embargo, el algoritmo de cifrado simétrico más utilizado en la actualidad es el Advanced Encryption Standard (AES), que se desarrolló para sustituir al anticuado algoritmo DES. La encriptación simétrica se utiliza habitualmente para asegurar los datos en reposo, como la encriptación de bases de datos para protegerlas de pirateos o robos.

A pesar de sus ventajas en términos de velocidad y eficacia, la encriptación simétrica conlleva el riesgo de la exposición de la clave. Si la clave secreta se ve comprometida, los datos encriptados se vuelven vulnerables al acceso no autorizado. Por lo tanto, la aplicación de prácticas sólidas de gestión de claves es esencial cuando se utiliza la encriptación simétrica para garantizar la seguridad e integridad de sus datos.

Cifrado asimétrico

El cifrado asimétrico utiliza dos claves, una pública y otra privada, para el proceso de cifrado. Estas dos claves están vinculadas matemáticamente. La clave pública se utiliza para el cifrado, mientras que la privada se emplea para el descifrado. Este enfoque permite una comunicación segura entre las partes sin necesidad de compartir una clave secreta, ya que sólo la clave privada del destinatario puede descifrar los datos cifrados con su clave pública. Los algoritmos de cifrado asimétrico están diseñados para utilizar dos claves para el cifrado, con sólo una de las claves accesible al público. Dos ejemplos de estos algoritmos son RSA y DSA. El RSA, en particular, es el algoritmo de cifrado de clave pública más utilizado, llamado así por sus creadores Rivest, Shamir y Adleman.

El cifrado asimétrico se utiliza habitualmente para asegurar los datos en tránsito, como la protección de información sensible enviada por correo electrónico, ya que sólo el destinatario previsto puede descifrar los datos con su clave privada. Una de las ventajas de utilizar el cifrado asimétrico es la criptografía de curva elíptica (ECC), que ofrece longitudes de clave más cortas, cálculos más rápidos, menores requisitos de memoria y menor uso de ancho de banda en comparación con los métodos de cifrado tradicionales.

Sin embargo, la encriptación asimétrica suele ser más lenta y consumir más recursos que la simétrica, lo que la hace menos adecuada para la encriptación de datos a gran escala o para escenarios de comunicación en tiempo real.

Algoritmos comunes de cifrado de datos

Hay una gran variedad de algoritmos de encriptación disponibles, cada uno diseñado para adaptarse a diferentes necesidades y casos de uso. Algunos de los algoritmos de cifrado más utilizados son el estándar de cifrado avanzado (AES), el algoritmo de cifrado RSA y el estándar de cifrado de datos triple (3DES).

AES es un algoritmo de clave simétrica que se ha convertido en la opción preferida para proteger datos confidenciales debido a su gran capacidad de cifrado y a su amplia adopción. Funciona con bloques de datos de 128 bits. Los tamaños de clave que admite son 128, 192 y 256 bits. AES se utiliza en varias aplicaciones, como Signal, WhatsApp y WinZip, para proporcionar una comunicación y un almacenamiento de datos seguros.

El algoritmo de cifrado RSA es un método de cifrado asimétrico que fue el primer algoritmo de cifrado de clave pública disponible. La fuerza de RSA reside en el hecho de que aunque alguien conozca la clave pública, es prácticamente imposible determinar la clave privada, lo que garantiza la seguridad de sus datos encriptados.

3DES, o Estándar de Cifrado de Datos Triple, es un algoritmo de clave simétrica que mejora la seguridad del Estándar de Cifrado de Datos (DES) original aplicando el algoritmo DES tres veces durante el proceso de cifrado. Aunque el 3DES ofrece una mayor seguridad en comparación con el DES, suele ser más lento y menos eficaz que otros algoritmos de cifrado más modernos como el AES.

Casos de uso de la encriptación de datos

El cifrado de datos es esencial para asegurar la información sensible en varios escenarios, incluyendo la protección de la información personal, la seguridad de los datos empresariales y el cumplimiento de los requisitos de conformidad. Algunos casos de uso común de la encriptación de datos incluyen asegurar los volúmenes de almacenamiento asociados a las aplicaciones, encriptar los datos de las aplicaciones y proteger los datos sensibles en sectores como la sanidad, las comunicaciones gubernamentales y la banca en línea.

Al implementar el cifrado de datos en estos escenarios, las organizaciones pueden mitigar el riesgo de accesos no autorizados, violaciones de datos y otras amenazas a la seguridad. Cifrar los datos también ayuda a las organizaciones a cumplir las normativas y estándares específicos del sector, como la Ley de Portabilidad y Responsabilidad de los Seguros Médicos (HIPAA) en sanidad, el Estándar de Seguridad de Datos del Sector de las Tarjetas de Pago (PCI DSS) en finanzas y el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) en la Unión Europea.

Técnicas de encriptación de datos: En tránsito y en reposo

Asegurar los datos implica protegerlos tanto mientras se transmiten (en tránsito) como cuando se almacenan (en reposo). Las técnicas de encriptación de datos para asegurar los datos en tránsito incluyen el protocolo SSL (Secure Sockets Layer) y el AES (Advanced Encryption Standard), que garantizan que la información sensible permanezca segura mientras se envía a través de las redes e impiden el acceso no autorizado o la manipulación.

Para los datos en reposo, la encriptación completa del disco y la encriptación de la base de datos son técnicas comunes utilizadas para proteger los datos almacenados. El cifrado de disco completo protege todo el dispositivo de almacenamiento, mientras que el cifrado de base de datos se centra en proteger campos o tablas específicos dentro de una base de datos. Ambos métodos garantizan que los usuarios no autorizados no puedan acceder a los datos confidenciales almacenados en el dispositivo o dentro de la base de datos, incluso en caso de pérdida o robo del dispositivo.

La aplicación de una estrategia integral de seguridad de datos implica el uso de una combinación de técnicas de cifrado para proteger los datos tanto en tránsito como en reposo. Este enfoque garantiza que la información sensible permanezca segura en todo momento, tanto si se envía a través de redes, se almacena en dispositivos o acceden a ella usuarios autorizados.

Aplicación de las mejores prácticas de cifrado de datos

A la hora de implementar la encriptación de datos, es esencial seguir las mejores prácticas para garantizar la seguridad e integridad de sus datos. Seleccionar las herramientas y los algoritmos de encriptación adecuados es el primer paso para crear una estrategia sólida de seguridad de los datos. Entre los factores que deben tenerse en cuenta a la hora de elegir las herramientas de encriptación se incluyen el nivel de seguridad requerido, el tipo de datos que se protegen y el caso de uso específico para la encriptación.

La gestión de claves es otro aspecto crítico de la aplicación de la encriptación de datos. El manejo y almacenamiento adecuados de las claves de encriptación garantizan que los datos encriptados permanezcan seguros y accesibles sólo a los usuarios autorizados. Las prácticas eficaces de gestión de claves incluyen la creación de claves sólidas y únicas para cada proceso de encriptación, la actualización y rotación periódicas de las claves y su almacenamiento seguro en un sistema centralizado de gestión de claves o en un módulo de seguridad de hardware (HSM).

Desarrollar una estrategia integral de seguridad de los datos también implica mantenerse informado sobre las nuevas tecnologías y tendencias de cifrado, como el cifrado resistente a la cuántica y el cifrado homomórfico. Al mantenerse al día de los últimos avances en el cifrado de datos, las organizaciones pueden mejorar continuamente sus prácticas de seguridad y adaptarse a las amenazas y retos cambiantes del panorama digital.

Retos y limitaciones de la encriptación de datos

Aunque la encriptación de datos es una herramienta esencial para proteger la información sensible, no está exenta de retos y limitaciones. Las complejidades de la gestión de claves, por ejemplo, pueden dificultar el mantenimiento de la seguridad de los datos cifrados. Almacenar, rotar y actualizar adecuadamente las claves de cifrado es crucial para garantizar que los datos cifrados permanezcan seguros y accesibles sólo a los usuarios autorizados.

Otro desafío en la encriptación de datos es el debate en curso en torno al acceso del gobierno a los datos encriptados y el uso de puertas traseras de encriptación. Permitir el acceso del gobierno a los datos encriptados puede comprometer potencialmente la seguridad y la privacidad de los individuos y las organizaciones, dando lugar a preocupaciones éticas y legales. Lograr un equilibrio entre la necesidad de seguridad y la protección de la privacidad es una cuestión compleja que debe considerarse cuidadosamente a la hora de implantar soluciones de encriptación de datos.

El futuro de la encriptación de datos

A medida que la tecnología sigue evolucionando, también lo hará el campo de la encriptación de datos. Las tendencias e innovaciones emergentes en la tecnología de la encriptación de datos, como la encriptación resistente al quantum y la encriptación homomórfica, prometen proporcionar una seguridad y privacidad aún mayores para la información sensible.

Los algoritmos de encriptación resistentes a la cuántica están diseñados específicamente para ser resistentes a los ataques de los ordenadores cuánticos, que potencialmente podrían romper los métodos de encriptación actuales. La encriptación homomórfica, por otro lado, permite realizar cálculos sobre los datos encriptados sin necesidad de desencriptarlos, lo que proporciona una capa adicional de seguridad y privacidad para la información sensible.

A medida que estas tecnologías sigan desarrollándose y madurando, desempeñarán sin duda un papel crucial en la configuración del futuro de la encriptación de datos y en garantizar la protección permanente de nuestra información digital.

Cifrado de datos en todos los dispositivos y plataformas

El cifrado de datos no se limita únicamente a ordenadores y servidores; también puede aplicarse para proteger la información de diversos dispositivos, como teléfonos inteligentes, tabletas y ordenadores portátiles, así como servicios de almacenamiento en la nube. Con la adopción generalizada de dispositivos móviles y del Internet de las cosas (IoT), la protección de los datos en diferentes dispositivos y plataformas es cada vez más importante para evitar accesos no autorizados y violaciones de datos.

Implementar el cifrado de datos en todos los dispositivos y plataformas requiere una estrategia integral de seguridad de los datos que tenga en cuenta los retos y limitaciones exclusivos de cada dispositivo y plataforma. Al comprender estos retos y seleccionar las herramientas y técnicas de cifrado adecuadas, las organizaciones pueden garantizar que sus datos sensibles permanezcan seguros y protegidos, independientemente de dónde se almacenen o transmitan.

Gestión de claves en la encriptación de datos

Una gestión adecuada de las claves es un aspecto esencial para mantener la seguridad de los datos encriptados. Garantizar que las claves de cifrado se almacenan de forma segura, se actualizan periódicamente y se rotan es crucial para evitar el acceso no autorizado a la información cifrada.

Para gestionar eficazmente las claves de cifrado, las organizaciones pueden utilizar software de gestión de claves o módulos de seguridad de hardware (HSM) que centralizan la gestión de claves y ofrecen sólidas funciones de seguridad para evitar el acceso no autorizado, la sustitución o la modificación de las claves.

Implantar prácticas sólidas de gestión de claves es vital para mantener la seguridad e integridad de los datos encriptados y garantizar que sólo los usuarios autorizados puedan acceder a la información sensible.

Consideraciones legales y éticas en la encriptación de datos

El debate en torno al acceso de los gobiernos a los datos encriptados y el uso de puertas traseras de encriptación plantea preocupaciones legales y éticas sobre el equilibrio entre seguridad y privacidad. Los gobiernos y las fuerzas del orden argumentan que el acceso a los datos encriptados es esencial para la seguridad nacional, mientras que los defensores de la privacidad y los expertos en tecnología advierten de que la introducción de puertas traseras podría comprometer la seguridad y la privacidad de las personas y las organizaciones.

A la hora de implantar soluciones de encriptación de datos, es crucial tener en cuenta tanto las ventajas para la seguridad como las posibles implicaciones legales y éticas. Lograr un equilibrio entre la necesidad de seguridad y la protección de la privacidad es una cuestión compleja que requiere una reflexión y una planificación cuidadosas.

Al mantenerse informadas sobre el debate en curso y considerar las posibles consecuencias de las políticas y prácticas de encriptación, las organizaciones pueden sortear mejor los retos y complejidades de la encriptación de datos en el panorama digital actual.

Resumen

La encriptación de datos desempeña un papel vital en la protección de la información sensible frente a accesos no autorizados y ataques maliciosos en nuestro mundo cada vez más digital. Al comprender los distintos métodos, algoritmos y técnicas de cifrado, las organizaciones pueden aplicar estrategias sólidas de seguridad de datos para salvaguardar sus valiosos datos.

Aplicar las mejores prácticas de cifrado de datos, garantizar una gestión adecuada de las claves y mantenerse informado sobre las nuevas tecnologías y tendencias de cifrado son aspectos cruciales para mantener la seguridad y la privacidad de la información confidencial. A medida que sigue evolucionando el debate en torno al acceso de los gobiernos a los datos cifrados y el uso de puertas traseras de cifrado, es esencial que las organizaciones encuentren un equilibrio entre la seguridad y la privacidad, garantizando que tanto sus datos como la privacidad de sus usuarios permanezcan protegidos en el siempre cambiante panorama digital.

Cómo mantenerse seguro en línea:

  • Utilice contraseñas seguras: Utilice una contraseña única y compleja para cada cuenta. Un gestor de contraseñas puede ayudarle a generarlas y almacenarlas. Además, active la autenticación de dos factores (2FA) siempre que esté disponible.
  • Invierta en su seguridad: Comprar el mejor antivirus para Windows 11 es clave para su seguridad en línea. Un antivirus de alta calidad como Norton, McAfee o Bitdefender salvaguardará su PC de varias amenazas en línea, incluyendo malware, ransomware y spyware.
  • Tenga cuidado con los intentos de phishing: Sea precavido cuando reciba comunicaciones sospechosas que le pidan información personal. Las empresas legítimas nunca le pedirán datos confidenciales por correo electrónico o mensaje de texto. Antes de hacer clic en cualquier enlace, asegúrese de la autenticidad del remitente.
  • Manténgase informado: En nuestro blog cubrimos una amplia gama de temas de ciberseguridad. Y hay varias fuentes creíbles (en inglés) que ofrecen informes y recomendaciones sobre amenazas, como NIST, CISA, FBI, ENISA, Symantec, Verizon, Cisco, Crowdstrike y muchas más.

¡Manténgase seguro en Internet!

Preguntas más frecuentes

A continuación encontrará las preguntas más frecuentes.

¿Qué significa la encriptación de datos?

La encriptación de datos es una forma de proteger los datos traduciéndolos a un formato ilegible. Estos datos encriptados sólo pueden leerse con una clave de encriptación, impidiendo así el acceso no autorizado y el uso indebido de la información.

Es una forma sencilla pero eficaz de proteger los datos privados de los actores maliciosos.

¿Cuáles son ejemplos de encriptación de datos?

La encriptación de datos es una popular medida de seguridad utilizada para proteger la información sensible y evitar el acceso no autorizado. Algunos ejemplos comunes de algoritmos de encriptación son AES, Triple DES, Blowfish, RSA y Twofish. Estos algoritmos ayudan a garantizar que los datos confidenciales permanezcan seguros y sólo puedan acceder a ellos las partes autorizadas.

¿Qué es la encriptación de datos y cómo funciona?

La encriptación de datos es una medida de seguridad que convierte los datos legibles en un código ilegible. Ayuda a proteger la información sensible, como contraseñas y números de tarjetas de crédito, codificándola para que sólo pueda desbloquearse mediante una clave digital segura.

La encriptación también garantiza la integridad de los datos, lo que significa que no pueden cambiarse ni alterarse sin la clave adecuada.

¿Qué son los datos encriptados en el iPhone?

El cifrado de datos en un iPhone es una función de seguridad que protege su información de accesos no autorizados. Cifra los datos del dispositivo para que sólo usted pueda acceder a ellos mediante una clave generada desde el dispositivo y el código de acceso del mismo.

El cifrado de extremo a extremo garantiza que nadie más, ni siquiera Apple, pueda descifrar y ver sus datos, proporcionando una capa adicional de seguridad para proteger su información personal.

Autor: Tibor Moes

Autor: Tibor Moes

Fundador y redactor jefe de SoftwareLab

Tibor ha probado 39 programas antivirus y 30 servicios VPN, y posee un certificado de posgrado en ciberseguridad de la Universidad de Stanford.

Utiliza Norton para proteger sus dispositivos, CyberGhost para su privacidad y Dashlane para sus contraseñas.

Puede encontrarle en LinkedIn o ponerse en contacto con él aquí.