¿Qué es la seguridad de la red? Todo sobre ello

Por Tibor Moes / Actualizado: Julio de 2023

¿Qué es la seguridad de la red? Todo sobre ello (2023)

¿Qué es la seguridad de la red?

Las violaciones de datos son problemas graves en el mundo empresarial moderno. Según IBM, el coste medio de una violación de datos en 2021 fue de unos asombrosos 4,24 millones de dólares. Además, la misma fuente nos dice que las empresas tardan una media de 212 días ¡incluso en registrar que tienen una violación!

Disponer de una buena seguridad de red es la única manera de combatir estas brechas. Pero, ¿qué es la seguridad de la red? ¿Y cuáles son los diferentes tipos que puede utilizar para proteger su red y los datos que se comparten en ella? Este artículo responde a esas preguntas.

Resumen

  • La seguridad de la red hace referencia a las prácticas y tecnologías estratégicas diseñadas para proteger cualquier dato, software y hardware de una infraestructura de red frente a infracciones, garantizando la integridad, confidencialidad y disponibilidad de los datos.
  • Abarca múltiples capas de defensas como el control de acceso, los cortafuegos, los sistemas de detección de intrusiones (IDS), el cifrado y el software antivirus, cada una de ellas diseñada para protegerse contra diferentes tipos de amenazas como el malware, el ransomware, el phishing o los ataques DoS.
  • Las evaluaciones periódicas de las vulnerabilidades, la formación de los usuarios y la aplicación de una política de seguridad bien estructurada son elementos cruciales para mantener una seguridad sólida de la red, reducir el riesgo de accesos no autorizados, las fugas de datos y minimizar los posibles daños.

No se convierta en víctima del cibercrimen. Proteja sus dispositivos con el mejor antivirus y su privacidad con la mejor VPN.

¿Qué es la seguridad de las redes? – En profundidad

La seguridad de la red incorpora las herramientas, técnicas y políticas de seguridad que las organizaciones y los individuos utilizan para proteger las redes informáticas. Una seguridad de red adecuada implica el uso de hardware y software para identificar amenazas y evitar que partes malintencionadas, como los piratas informáticos, accedan a una red. Más allá de los componentes de seguridad obvios, también incorpora la gestión de esa red para garantizar que todos los usuarios autorizados operan con seguridad dentro de la red.

La mayoría de los esfuerzos de seguridad de la red implican un enfoque multicapa que combina varias defensas tanto dentro de la red como en su borde. Piense en las defensas del borde como un traje o armadura que bloquea la intrusión, y en las del interior que llevan el ataque a cualquier cosa que supere la armadura. El objetivo principal es impedir que usuarios no autorizados accedan a una red que luego piratearían o explotarían.

¿Por qué es importante que la seguridad de la red funcione?

Vivimos en un mundo impulsado por los datos.

Cada vez que se conecta a Internet, está compartiendo datos de un dispositivo. También está compartiendo datos cada vez que entrega sus datos a una empresa, como cuando crea una cuenta en línea. Además, todas las empresas que conservan datos deben protegerlos para que las partes malintencionadas no puedan acceder a ellos.

Sin soluciones de seguridad de red, esa protección no es posible.

Los piratas informáticos obtendrían acceso a los datos con facilidad, lo que les permitiría explotar a las empresas y a los usuarios legítimos. La escasa seguridad de la red suele ser la culpable de los casos de filtración de datos, robo de información y usurpación de identidad.

Los tipos de seguridad de la red

Una vez definida la seguridad de la red, es hora de explorar los tipos de seguridad de red disponibles. Cada uno de estos tipos sirve a un propósito diferente y requiere el uso de diversas herramientas. Comprenderlos le permitirá crear el enfoque multicapa necesario para proteger su red y sus datos.

Tipo nº 1 – Cortafuegos de seguridad de red

Los cortafuegos controlan todo el tráfico que entra o sale de una red. Son la primera línea de defensa de su red, y a menudo la más importante.

Piense en ellos como guardias apostados en el exterior de comunidades cerradas o instalaciones de una empresa. Estos guardias comprueban las credenciales y deciden quién tiene acceso a sus instalaciones y quién no. Los cortafuegos actúan de forma similar. Se crean con reglas de seguridad diseñadas para impedir el acceso no autorizado y garantizar que los datos no se filtren fuera de la red.

A nivel básico, los cortafuegos regulan el tráfico en una red. Sin embargo, los cortafuegos más modernos, como los de nueva generación, van un paso más allá. Están diseñados para bloquear los ataques de malware y las amenazas a la capa de aplicación de una red.

Tipo nº 2 – Software antivirus

Muchas amenazas externas pueden poner en peligro una red. Entre ellas se encuentran los virus informáticos, que afectan al funcionamiento de un sistema, y el malware. Abreviatura de software malicioso, el malware se utiliza a menudo en los ciberataques para acceder a los datos almacenados en una red y poder robarlos con fines maliciosos.

Aunque el malware no esté diseñado para robar datos directamente, puede utilizarse para corromper archivos o borrar información vital. Peor aún, algunas formas de malware están diseñadas para permanecer latentes durante largos periodos, creando una puerta trasera de acceso a una red que los piratas informáticos pueden explotar. Sin protección contra virus y malware, una red es constantemente vulnerable a los ataques.

Ahí es donde entra en juego el software antivirus.

El software antivirus suele basarse en la protección que ofrecen los cortafuegos. Sin embargo, este software está más centrado, ya que analiza el tráfico de la red en busca de indicios de archivos o comportamientos sospechosos. Este software suele funcionar en tiempo real, lo que significa que identifica y detiene las amenazas en el momento en que se producen.

Tipo nº 3 – Control de acceso a la red

El control de acceso a la red es un sistema crítico de prevención de intrusiones. El concepto es sencillo. Asegúrese de que sólo los usuarios autorizados tienen acceso a los aspectos sensibles de una red proporcionándoles detalles únicos que utilizan para obtener acceso.

Probablemente esté familiarizado con las formas básicas de acceso a la red, como los nombres de usuario y las contraseñas. Las versiones más avanzadas pueden utilizar datos biométricos, como huellas dactilares y escáneres faciales, para una seguridad más completa. En muchos casos, las organizaciones utilizan la autenticación multifactor para conceder el acceso, lo que implica la combinación de varios controles de acceso que deniegan el acceso a cualquiera que no cumpla todos los factores.

Tipo nº 4 – Seguridad de las aplicaciones

El software puede proporcionar a los piratas informáticos puertas traseras en una red.

¿Cómo?

Supongamos que tiene un software que su empresa utiliza desde hace varios años. Una seguridad de red eficaz implica actualizar ese software siempre que los creadores ofrezcan una actualización. Si no lo hace, su empresa utilizará una versión anticuada y sin soporte del software.

Eso es un problema. La falta de soporte significa que los creadores del software ya no cambian nada para protegerlo contra la piratería informática. Si los malintencionados descubren una nueva forma de entrar en el software, no puede confiar en que los creadores arreglen la versión antigua. Centran sus esfuerzos en la nueva versión.

La seguridad de las aplicaciones es el término general utilizado para describir cualquier estrategia de seguridad relacionada con el software utilizado en una red informática.

Mantener el software actualizado es clave para este tipo de seguridad de la red. Otras estrategias implican limitar los paquetes de software que utiliza, proporcionando así a los piratas informáticos menos oportunidades de colarse. Cualquier protección externa proporcionada a sus aplicaciones, como cortafuegos y software antimalware, también cuenta para la seguridad de las aplicaciones.

Tipo nº 5 – Segmentación de la red

Muchas empresas utilizan varias redes. El ejemplo más sencillo es la diferencia entre la red interna de una empresa e Internet. Una red interna necesita protección contra la red mucho mayor que crea Internet.

La segmentación permite a las empresas separar sus diferentes redes. Consiste en crear fronteras entre las redes para que las amenazas potenciales no puedan filtrarse de una red a otra. En el ejemplo anterior, estos límites impiden que los datos sensibles se filtren de la red de una empresa a Internet.

Algunos llevan la segmentación un paso más allá definiendo múltiples segmentos dentro de una misma red. En el ejemplo de la red corporativa, esto puede incluir el uso de técnicas de gestión de acceso para garantizar que los trabajadores habituales no puedan acceder a los archivos destinados únicamente a la dirección.

Tipo nº 6 – Análisis del comportamiento

Uno de los tipos más avanzados de seguridad de la red, el análisis del comportamiento implica examinar cómo actúan las personas en una red. Las herramientas de análisis del comportamiento rastrean el comportamiento típico para establecer una línea de base sobre cómo actúan los usuarios en la red. Utilizando esta línea de base, las herramientas escanean entonces constantemente la red para buscar signos de comportamiento que se salgan de la norma.

Cualquier comportamiento inusual puede ser una señal de que se ha producido o se está produciendo un ataque a la red. Las herramientas de análisis avisan a los servicios y al personal de seguridad adecuados para que puedan aplicar las estrategias de seguridad necesarias para prevenir el ataque.

Tipo nº 7 – Redes privadas virtuales

Comúnmente utilizadas para la seguridad de las redes personales y las redes corporativas, las redes privadas virtuales (VPN) proporcionan conexiones remotas encriptadas a los servidores.

A nivel corporativo, las VPN de acceso remoto se utilizan a menudo para proporcionar acceso a los servicios de una empresa a usuarios individuales. Por ejemplo, una empresa puede utilizar las VPN para ofrecer acceso a clientes que utilizan dispositivos móviles fuera de la red interna de la empresa. Tanto el host como el usuario suelen tener instalado un software especial de VPN para permitir este acceso.

Para los usuarios individuales, una red privada virtual les permite cifrar los datos transmitidos desde su dispositivo cuando están en línea. Esto puede evitar que los proveedores de servicios de Internet y las partes malintencionadas rastreen lo que hace el usuario cuando utiliza Internet. Las VPN también pueden permitir a los usuarios acceder a contenidos de otros países que de otro modo no podrían ver.

Una red privada virtual cifra todos los datos que se transmiten a través de ella. La protección adicional suele venir en forma de autenticación multifactor y escaneado de seguridad y cumplimiento de los puntos finales.

Tipo nº 8 – Seguridad del correo electrónico

Casi todas las empresas utilizan el correo electrónico para comunicarse. Los piratas informáticos lo saben, por eso han creado muchas técnicas utilizadas para comprometer los correos electrónicos y obtener acceso a información que no deberían tener. Estas técnicas incluyen el phishing, las estafas por correo electrónico y el envío de archivos adjuntos dañinos.

Lamentablemente, muchos no son conscientes de los riesgos que puede entrañar el correo electrónico. Basta con que un empleado involuntario descargue un archivo adjunto malicioso para poner en peligro una red. Una seguridad adecuada del correo electrónico evita esto utilizando varias herramientas y técnicas.

La más importante de estas herramientas son los filtros antispam. Diseñados para identificar y eliminar los correos electrónicos amenazantes, estos filtros pretenden evitar que los usuarios vean siquiera los correos electrónicos que podrían comprometer una red. Las versiones más avanzadas de estos filtros comprueban tanto el tráfico entrante como el saliente, lo que significa que pueden identificar cuándo los correos electrónicos salientes contienen información potencialmente sensible.

La educación también es un componente esencial de la seguridad del correo electrónico. Informando a los empleados de los riesgos a los que deben estar atentos, las empresas pueden mitigar el riesgo de que los trabajadores caigan en la trampa de los correos electrónicos perjudiciales.

Tipo nº 9 – Sistemas de prevención de intrusiones

Los sistemas de prevención de intrusiones (IPS) detectan los ataques a la seguridad impidiendo que los piratas informáticos exploten las vulnerabilidades conocidas de una red. Son cruciales para prevenir los ataques de denegación de servicio distribuido (DDoS) y las técnicas de fuerza bruta que los piratas informáticos utilizan a veces para descubrir las contraseñas de los usuarios.

Las tecnologías IPS ayudan a cubrir las lagunas en los esfuerzos de seguridad de la red de una empresa.

Por ejemplo, los piratas informáticos pueden encontrar la forma de comprometer un software que utiliza su empresa. Puede que los distribuidores del software tarden unos días, o incluso semanas, en lanzar un parche que corrija la vulnerabilidad que los hackers explotaron para comprometer el software. En estos casos, las tecnologías IPS protegen una red de los ataques que provienen del punto débil del software hasta que esté disponible un parche de seguridad.

Tipo nº 10 – Seguridad de los puntos finales

Muchas empresas aprovechan la infraestructura de la nube en sus redes. Aunque esto es estupendo en el sentido de que la nube permite a la organización ofrecer sus servicios y proporcionar acceso remoto, también conlleva mayores problemas de seguridad. Una empresa no puede permitir el acceso a cualquier tecnología de hardware antigua porque los dispositivos utilizados podrían verse comprometidos aunque la red a la que se conecte el usuario sea segura.

La seguridad de los puntos finales se utiliza para garantizar que los dispositivos que se conectan a una red están protegidos contra las amenazas. Estos dispositivos pueden incluir estaciones de trabajo, teléfonos inteligentes, impresoras, ordenadores portátiles y cualquier otro hardware que se conecte a la red.

Ejemplos de seguridad en la red

Hay muchos ejemplos de seguridad en la red con los que se encontrará en su vida diaria y profesional. Cada uno de ellos está diseñado para protegerle tanto a usted como a la organización que proporciona los servicios a los que accede. Algunos buenos ejemplos son los siguientes:

  • Muchas empresas no permiten que los empleados utilicen sus dispositivos personales para conectarse a sus redes corporativas. Esta es una forma de seguridad de los puntos finales porque impide que se transmita software malicioso desde un dispositivo personal. Por ejemplo, su portátil podría tener un virus que usted desconoce y que se transmitiría a una red corporativa sin estas medidas.
  • La mayoría de los clientes de correo electrónico disponen de una carpeta de correo no deseado a la que puede acceder directamente. Esta carpeta contiene todos los correos electrónicos que el cliente ha identificado como potencialmente dañinos. No recomendamos abrir estos correos, ya que a menudo contienen enlaces o archivos adjuntos que podrían dañar una red.
  • Hay muchos ejemplos de empresas que utilizan la biometría como parte de sus controles de acceso. Incluso si los dispositivos que utiliza para conectarse a una red no requieren datos biométricos, es posible que tenga que utilizar un escáner facial o de huellas dactilares para acceder a un edificio corporativo. Estos ejemplos evitan que personas malintencionadas obtengan acceso físico al hardware de red de una empresa.
  • Muchas empresas ofrecen software de protección antivirus, como Norton, McAfee y AVG. Todos los sistemas operativos Microsoft Windows incluyen también un cortafuegos básico, que los usuarios pueden complementar con protección adicional.

Cómo mantenerse seguro en línea:

  • Utilice contraseñas seguras: Utilice una contraseña única y compleja para cada cuenta. Un gestor de contraseñas puede ayudarle a generarlas y almacenarlas. Además, active la autenticación de dos factores (2FA) siempre que esté disponible.
  • Invierta en su seguridad: Comprar el mejor antivirus para Windows 11 es clave para su seguridad en línea. Un antivirus de alta calidad como Norton, McAfee o Bitdefender salvaguardará su PC de varias amenazas en línea, incluyendo malware, ransomware y spyware.
  • Tenga cuidado con los intentos de phishing: Sea precavido cuando reciba comunicaciones sospechosas que le pidan información personal. Las empresas legítimas nunca le pedirán datos confidenciales por correo electrónico o mensaje de texto. Antes de hacer clic en cualquier enlace, asegúrese de la autenticidad del remitente.
  • Manténgase informado: En nuestro blog cubrimos una amplia gama de temas de ciberseguridad. Y hay varias fuentes creíbles (en inglés) que ofrecen informes y recomendaciones sobre amenazas, como NIST, CISA, FBI, ENISA, Symantec, Verizon, Cisco, Crowdstrike y muchas más.

¡Manténgase seguro en Internet!

Preguntas más frecuentes

A continuación encontrará las preguntas más frecuentes.

¿Por qué es importante la seguridad de la red?

Sin la seguridad adecuada, las redes son vulnerables a los ataques de los piratas informáticos. Estos ataques pueden poner en peligro datos importantes, provocando problemas como el robo de identidad y el sabotaje o chantaje corporativo.

¿Qué es un ataque a la seguridad de la red?

Un ataque a la seguridad de la red es cualquier esfuerzo que alguien pueda hacer para acceder a una red que no está autorizado a utilizar. Por ejemplo, un pirata informático puede inyectar malware en una red para obtener acceso por una puerta trasera. Esto les permite entonces ver, alterar, editar y robar datos sensibles.

¿Qué es el hacking ético?

Las empresas suelen contratar a hackers éticos para poner a prueba la seguridad de su red. El pirateo ético implica un intento autorizado de acceder a una red por medios maliciosos. Si el intento tiene éxito, la empresa identifica un problema de seguridad en el que puede trabajar para solucionarlo.

Autor: Tibor Moes

Autor: Tibor Moes

Fundador y redactor jefe de SoftwareLab

Tibor ha probado 39 programas antivirus y 30 servicios VPN, y posee un certificado de posgrado en ciberseguridad de la Universidad de Stanford.

Utiliza Norton para proteger sus dispositivos, CyberGhost para su privacidad y Dashlane para sus contraseñas.

Puede encontrarle en LinkedIn o ponerse en contacto con él aquí.