¿Qué es un centro de datos? Todo sobre ello

Por Tibor Moes / Actualizado: Julio de 2023

¿Qué es un centro de datos? Todo sobre ello (2023)

¿Qué es un centro de datos? 

Imagine un mundo sin centros de datos. Estas maravillas tecnológicas son la espina dorsal de nuestras vidas digitales, apoyando todo, desde las compras en línea hasta la investigación médica que salva vidas. Pero, ¿qué es exactamente un centro de datos y por qué debemos preocuparnos por ellos?

En esta completa guía, nos sumergiremos de lleno en el mundo de los centros de datos, desmitificando sus componentes, arquitectura, evolución y tendencias futuras. Al final, entenderá por qué los centros de datos son tan cruciales para nuestro mundo moderno y cómo seguirán configurando nuestro panorama digital.

Resumen

  • Los centros de datos son el núcleo de las operaciones empresariales, ya que proporcionan almacenamiento seguro y capacidad de procesamiento para datos, redes y aplicaciones.
  • Las arquitecturas de los centros de datos van del nivel 1 al 4 en términos de redundancia y tolerancia a fallos. Los distintos tipos tienen sus propios casos de uso.
  • Elegir el centro de datos adecuado requiere una cuidadosa evaluación de factores como la ubicación y la escalabilidad. Nuevas tendencias como la IA y la automatización ayudan a las empresas a mantenerse a la vanguardia.

No se convierta en víctima del cibercrimen. Proteja sus dispositivos con el mejor antivirus y su privacidad con la mejor VPN.

Comprender los centros de datos: Definición y finalidad

Un centro de datos es una instalación que alberga multitud de ordenadores, sistemas de almacenamiento y otras infraestructuras de las que dependen las organizaciones para gestionar, procesar, almacenar y compartir grandes cantidades de datos. Las raíces de los centros de datos se remontan a la década de 1940 con la introducción de los primeros sistemas informáticos como ENIAC.

Entonces, ¿qué sentido tienen estas instalaciones? Los centros de datos están diseñados para salvaguardar el rendimiento y la fiabilidad de sus componentes principales y para almacenar, procesar y compartir datos para las empresas.

En el mundo actual, los centros de datos son esenciales para el funcionamiento de una empresa moderna, ya que constituyen la columna vertebral de casi todas las aplicaciones informáticas, de almacenamiento de datos, de red y empresariales. Los centros de datos modernos tienden un puente entre los sistemas in situ y las infraestructuras en la nube, donde las redes, las aplicaciones y las cargas de trabajo se virtualizan a través de nubes privadas y públicas.

En otras palabras, los centros de datos son el corazón palpitante de nuestro mundo digital, bombeando vida a las propias aplicaciones y servicios de los que dependemos cada día.

Componentes clave de un centro de datos

En el núcleo de todo centro de datos hay tres componentes principales: la infraestructura informática, los sistemas de almacenamiento y la infraestructura de red. Estos elementos cruciales trabajan juntos para soportar las cantidades masivas de procesamiento, almacenamiento y distribución de datos que requieren las empresas modernas.

Profundicemos en cada uno de estos componentes y sus funciones en el ecosistema del centro de datos.

Infraestructura informática

La infraestructura informática de un centro de datos consta de varios tipos de servidores, cada uno con su función específica en las operaciones del centro de datos. Los servidores son el centro neurálgico del centro de datos, ya que proporcionan el procesamiento y la memoria necesarios para ejecutar las aplicaciones. Existen diferentes tipos de servidores, como los servidores en bastidor, que son servidores rectangulares que pueden apilarse en bastidores o estantes dentro de un armario de servidores. Otro tipo de servidor es el servidor blade, un dispositivo delgado y modular que permite apilar varios servidores en un espacio reducido, con memoria integrada, CPU, controladores de red integrados y algunas unidades de almacenamiento.

Elegir el procesador adecuado para una tarea específica también es crucial en los centros de datos. Por ejemplo, las CPU de uso general pueden no ser la mejor opción para las tareas de inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático (ML). A medida que la tecnología evoluciona y las necesidades de las empresas se diversifican, los centros de datos deben adaptar constantemente su infraestructura informática para seguir siendo eficientes y ofrecer la potencia de procesamiento necesaria para las distintas aplicaciones.

Sistemas de almacenamiento

Los centros de datos dependen de los sistemas de almacenamiento para guardar de forma segura grandes cantidades de datos. Dos de las principales soluciones de almacenamiento utilizadas en los centros de datos son las redes de área de almacenamiento (SAN) y el almacenamiento conectado a la red (NAS). Las SAN son unidades de almacenamiento equipadas con varias unidades internas. Actúan como grandes sistemas de almacenamiento en bloque, ofreciendo un mayor rendimiento y una mayor velocidad de transferencia de datos. Estos dispositivos de almacenamiento en bloque ofrecen soluciones de almacenamiento eficaces, con muchos terabytes de capacidad.

Por otro lado, NAS es un tipo de dispositivo de almacenamiento de archivos. Tanto SAN como NAS proporcionan soluciones de almacenamiento vitales para los centros de datos, garantizando que los datos estén almacenados de forma segura y fácilmente accesibles cuando se necesiten. La elección entre SAN y NAS depende de los requisitos específicos de almacenamiento de una organización, y los centros de datos deben estar preparados para dar cabida a una amplia gama de necesidades de almacenamiento.

Infraestructura de red

La infraestructura de red de un centro de datos es un complejo entramado de hardware, como enrutadores, conmutadores, dispositivos de seguridad y cortafuegos, que enlaza los servidores, los servicios del centro de datos, el almacenamiento y la conectividad externa con las ubicaciones de los usuarios finales. Los dispositivos de red, como el cableado, los conmutadores, los enrutadores y los cortafuegos, desempeñan un papel vital a la hora de garantizar un flujo de datos y una conectividad fluidos dentro de los centros de datos.

Los dispositivos de seguridad de red ayudan a proteger los centros de datos de posibles amenazas. Al implantar una infraestructura de red y unas medidas de seguridad sólidas, los centros de datos pueden mantener los altos niveles de rendimiento y fiabilidad que esperan sus clientes, al tiempo que mantienen los datos confidenciales a salvo de posibles violaciones.

La evolución de los centros de datos: De las soluciones físicas a las basadas en la nube

A lo largo de los años, los centros de datos han evolucionado significativamente, pasando de infraestructuras físicas a entornos virtuales y basados en la nube. Esta transformación ha sido posible gracias a la tecnología de virtualización, que permite la creación de centros de datos virtuales que requieren menos equipamiento, energía y espacio que los centros de datos físicos tradicionales. Como resultado, los centros de datos modernos han pasado de albergar servidores físicos in situ a proporcionar infraestructuras virtuales capaces de alojar aplicaciones y cargas de trabajo en múltiples entornos de nube.

Las soluciones centradas en la nube ofrecen un sinfín de ventajas, como el acceso a nubes públicas o privadas para obtener recursos adicionales de almacenamiento o procesamiento cuando sea necesario, lo que permite a las empresas ampliar o reducir su escala según sus necesidades para obtener la máxima flexibilidad. Este cambio hacia infraestructuras virtualizadas y basadas en la nube ha revolucionado la industria de los centros de datos, allanando el camino para soluciones de gestión de datos más eficientes y escalables.

Arquitecturas de centros de datos y niveles

Las arquitecturas de los centros de datos y las clasificaciones por niveles desempeñan un papel esencial a la hora de definir el rendimiento, la redundancia y la tolerancia a fallos de las instalaciones de un centro de datos. En esta sección, exploraremos los distintos tipos de arquitecturas y niveles, y cómo pueden influir en el rendimiento y la fiabilidad generales de un centro de datos.

Por ejemplo, una arquitectura de centro de datos de nivel 1 está diseñada para proporcionar niveles básicos de redundancia y tolerancia a fallos, mientras que una arquitectura de centro de datos de nivel 4 está diseñada para proporcionar los niveles más altos de redundancia y tolerancia a fallos. Además, los resultados fueron excelentes.

Capacidad básica (Nivel 1)

Los centros de datos de nivel 1, también conocidos como centros de datos de capacidad básica, proporcionan energía, refrigeración, seguridad y cierta redundancia básicas. Suelen utilizarse para operaciones a pequeña escala y no son ideales para aplicaciones de misión crítica debido a su limitada potencia, refrigeración, seguridad y redundancia.

Aunque los centros de datos de nivel 1 pueden ser adecuados para empresas más pequeñas con necesidades de procesamiento y almacenamiento de datos menos exigentes, es posible que no ofrezcan el nivel de rendimiento y fiabilidad que requieren las grandes empresas u organizaciones con requisitos de gestión de datos más complejos.

Por lo tanto, es esencial considerar cuidadosamente las limitaciones de los centros de datos de nivel 1 antes de decidir si son los adecuados para su empresa.

Capacidad redundante (Nivel 2)

Los centros de datos de nivel 2, o centros de datos de capacidad redundante, ofrecen una mayor protección frente a eventos físicos y cuentan con componentes de capacidad redundante, como fuentes de alimentación, servidores y sistemas de refrigeración. Esto garantiza que el centro de datos pueda seguir operativo aunque falle uno de los componentes. La redundancia adicional que proporcionan los centros de datos de nivel 2 ofrece una mayor seguridad frente a eventos físicos y una mayor capacidad para manejar niveles más altos de procesamiento y almacenamiento de datos.

Las ventajas de los centros de datos de nivel 2 los convierten en una opción atractiva para las empresas que buscan un nivel de rendimiento y fiabilidad superior al que pueden ofrecer los centros de datos de nivel 1. Sin embargo, como con cualquier elección de centro de datos, es esencial evaluar cuidadosamente las necesidades específicas de su negocio para determinar si un centro de datos de nivel 2 es el adecuado.

Mantenimiento simultáneo (Nivel 3)

Los centros de datos de nivel 3, también conocidos como centros de datos de mantenimiento concurrente, están diseñados para proporcionar un alto nivel de disponibilidad y redundancia. Ofrecen un tiempo de actividad mínimo del 99,982%, con componentes y sistemas redundantes que garantizan un funcionamiento continuo aunque falle un componente. La mantenibilidad concurrente se refiere a la capacidad del centro de datos para realizar tareas de mantenimiento y reparaciones sin afectar a la disponibilidad de los equipos informáticos.

Las ventajas de los centros de datos de nivel 3 incluyen un mayor tiempo de actividad, una mayor fiabilidad y un menor tiempo de inactividad por mantenimiento y reparaciones. Estas ventajas hacen que los centros de datos de nivel 3 sean una opción atractiva para las empresas que buscan niveles de rendimiento, fiabilidad y disponibilidad superiores a los que pueden ofrecer los centros de datos de nivel 1 o 2.

Tolerante a fallos (Nivel 4)

Los centros de datos de nivel 4 representan la cúspide del rendimiento y la fiabilidad de los centros de datos, ya que ofrecen el mayor nivel de tolerancia a fallos del sector. Estos centros de datos están diseñados con sistemas independientes y físicamente aislados, creando componentes de capacidad redundante y rutas de distribución para garantizar un tiempo de actividad del 99,995% con sólo 26,3 minutos de inactividad anual.

Además, los centros de datos de nivel 4 cuentan con una infraestructura 2N+1 totalmente redundante y una protección contra cortes de energía de 96 horas. Las ventajas de los centros de datos de nivel 4 los convierten en la opción ideal para las empresas que requieren los niveles más altos de fiabilidad y rendimiento.

Con su inigualable tiempo de actividad y redundancia, los centros de datos de nivel 4 proporcionan la máxima tranquilidad a las organizaciones que gestionan aplicaciones de misión crítica y datos confidenciales.

Diferentes tipos de centros de datos y sus casos de uso

Los centros de datos vienen en varias formas y tamaños, cada uno atendiendo a necesidades y aplicaciones específicas. Algunas de las categorías de centros de datos más comunes son las instalaciones de colocación, los centros de datos empresariales y los centros de datos a hiperescala.

Los centros de datos empresariales son instalaciones construidas, poseídas y operadas por empresas para su propio uso, lo que les permite personalizar el centro de datos para satisfacer sus necesidades específicas. Los centros de datos a hiperescala, por su parte, proporcionan potentes capacidades informáticas necesarias para el almacenamiento en la nube y de big data.

Las instalaciones de coubicación ofrecen espacio en alquiler a los clientes, lo que supone una solución rentable para las empresas que no necesitan un centro de datos dedicado pero sí acceso a los recursos de un centro de datos. Al comprender las características y aplicaciones únicas de cada tipo de centro de datos, las empresas pueden tomar decisiones informadas sobre qué centro de datos se adapta mejor a sus necesidades.

Infraestructura de apoyo y gestión de instalaciones

Detrás de todo centro de datos de éxito hay una sólida infraestructura de apoyo y una gestión eficaz de las instalaciones. La infraestructura de apoyo abarca elementos como el suministro eléctrico, los equipos de refrigeración, los sistemas de seguridad y las medidas de emergencia, todos ellos cruciales para mantener el rendimiento óptimo de los equipos principales del centro de datos.

Los centros de datos emplean diversas medidas de seguridad, como alarmas, escáneres biométricos, verjas, puertas de seguridad y personal de seguridad, para proteger sus instalaciones. Además, utilizan sistemas y equipos energéticamente eficientes como baterías de reserva, generadores, sistemas de alimentación ininterrumpida y sistemas de refrigeración para minimizar su impacto medioambiental y reducir los costes energéticos.

Al dar prioridad a la infraestructura de apoyo y a la gestión de las instalaciones, los centros de datos pueden seguir satisfaciendo las crecientes demandas que les plantean las empresas modernas.

Elegir el centro de datos adecuado para su empresa

Seleccionar el centro de datos más adecuado para su empresa es una decisión crítica que puede tener un impacto significativo en el éxito de su organización. Los factores a tener en cuenta a la hora de elegir un centro de datos son la ubicación, la fiabilidad, la potencia y la refrigeración, la conectividad, la seguridad, la escalabilidad y la conformidad. La evaluación de la fiabilidad de un centro de datos puede hacerse comprobando su disponibilidad, el tiempo medio entre fallos (MTBF) y la frecuencia de las pruebas.

Las empresas tienen varias opciones cuando se trata de centros de datos, como construir y mantener el suyo propio, alquilar espacio en una instalación de colocación, utilizar servicios de computación y almacenamiento compartidos u optar por soluciones de nube pública. En última instancia, el mejor tipo de centro de datos para su empresa dependerá de sus requisitos específicos, su presupuesto y otros factores. Evaluando cuidadosamente sus necesidades y considerando las diferentes opciones de centros de datos disponibles, podrá tomar la mejor decisión para su organización.

El futuro de los centros de datos: Tendencias e innovaciones

El mundo de los centros de datos evoluciona constantemente, con nuevas tendencias y tecnologías que configuran su futuro. Algunos de los desarrollos más significativos a tener en cuenta son la generación de energía in situ, la automatización, el aprendizaje automático y la inteligencia artificial. La generación de energía in situ, como los paneles solares y las turbinas eólicas, puede ayudar a disminuir el impacto medioambiental de los centros de datos y reducir los costes energéticos.

La implementación de la automatización, el aprendizaje automático y la inteligencia artificial en los centros de datos puede aumentar la eficiencia, reducir los costes y permitir el mantenimiento predictivo y la seguridad. A medida que nos adentramos en la era digital, es crucial que las empresas se mantengan informadas sobre las últimas tendencias e innovaciones en los centros de datos, garantizando que puedan seguir satisfaciendo las crecientes demandas de sus clientes y mantenerse por delante de la competencia.

Resumen

Desde sus humildes comienzos en la década de 1940 hasta las vanguardistas instalaciones de hoy en día, los centros de datos han recorrido un largo camino en relativamente poco tiempo. Con su papel crucial en el soporte de la columna vertebral de la informática moderna, el almacenamiento de datos y la infraestructura de red, los centros de datos seguirán desempeñando un papel vital en nuestras vidas digitales. Al comprender los componentes, arquitecturas, niveles y tipos de centros de datos, las empresas pueden tomar decisiones informadas sobre sus necesidades de gestión de datos y garantizar su éxito en un mundo cada vez más digital. De cara al futuro, la continua evolución e innovación de los centros de datos dará forma, sin duda, a la forma en que vivimos, trabajamos e interactuamos con el mundo digital que nos rodea.

Cómo mantenerse seguro en línea:

  • Utilice contraseñas seguras: Utilice una contraseña única y compleja para cada cuenta. Un gestor de contraseñas puede ayudarle a generarlas y almacenarlas. Además, active la autenticación de dos factores (2FA) siempre que esté disponible.
  • Invierta en su seguridad: Comprar el mejor antivirus para Windows 11 es clave para su seguridad en línea. Un antivirus de alta calidad como Norton, McAfee o Bitdefender salvaguardará su PC de varias amenazas en línea, incluyendo malware, ransomware y spyware.
  • Tenga cuidado con los intentos de phishing: Sea precavido cuando reciba comunicaciones sospechosas que le pidan información personal. Las empresas legítimas nunca le pedirán datos confidenciales por correo electrónico o mensaje de texto. Antes de hacer clic en cualquier enlace, asegúrese de la autenticidad del remitente.
  • Manténgase informado: En nuestro blog cubrimos una amplia gama de temas de ciberseguridad. Y hay varias fuentes creíbles (en inglés) que ofrecen informes y recomendaciones sobre amenazas, como NIST, CISA, FBI, ENISA, Symantec, Verizon, Cisco, Crowdstrike y muchas más.

¡Manténgase seguro en Internet!

Preguntas más frecuentes

A continuación encontrará las preguntas más frecuentes.

¿Qué es un centro de datos y cómo funciona la TI?

Un centro de datos es una instalación que almacena y procesa datos para una organización, aprovechando una variedad de hardware físico y recursos virtuales. Estos recursos incluyen servidores, sistemas de almacenamiento, dispositivos de red y más para almacenar y transmitir datos a través de la red, a menudo con múltiples capas de seguridad.

Los centros de datos garantizan el funcionamiento fiable y eficaz del sistema informático de una organización.

¿Cuál es un ejemplo de centro de datos?

Un centro de datos suele ser una instalación in situ que alberga la infraestructura informática de una empresa, desde servidores hasta sistemas de almacenamiento. Esto incluye tanto el hardware físico como la tecnología virtual, como los servicios en la nube.

¿Qué es un centro de datos en términos sencillos?

En términos sencillos, un centro de datos es un entorno que alberga las operaciones y los equipos informáticos de una organización. Contiene la infraestructura informática que los sistemas de TI necesitan para almacenar, procesar y compartir datos y aplicaciones de forma segura.

Los centros de datos son fundamentales para garantizar el funcionamiento diario ininterrumpido de cualquier empresa.

¿Cómo ganan dinero los centros de datos?

Los centros de datos ganan dinero cobrando a los clientes por el acceso a su capacidad de cálculo y almacenamiento.

Los centros de datos obtienen ingresos proporcionando servicios de alojamiento y almacenamiento seguros y fiables a los clientes a cambio de una cuota.

Autor: Tibor Moes

Autor: Tibor Moes

Fundador y redactor jefe de SoftwareLab

Tibor ha probado 39 programas antivirus y 30 servicios VPN, y posee un certificado de posgrado en ciberseguridad de la Universidad de Stanford.

Utiliza Norton para proteger sus dispositivos, CyberGhost para su privacidad y Dashlane para sus contraseñas.

Puede encontrarle en LinkedIn o ponerse en contacto con él aquí.