¿Qué es un sistema de detección de intrusos (IDS)?

Por Tibor Moes / Actualizado: Julio de 2023

¿Qué es un sistema de detección de intrusos (IDS)?

¿Qué es un sistema de detección de intrusos (IDS)?

En el panorama digital en constante evolución, proteger las redes y los datos de posibles amenazas nunca ha sido tan crucial. ¿Qué es un sistema de detección de intrusiones (IDS)? Desempeña un papel vital en la salvaguarda de la información sensible y en el mantenimiento de una sólida seguridad de la red. Entonces, ¿cómo puede un IDS ayudar a su organización a mantenerse a la vanguardia? Sumerjámonos y exploremos el mundo de los sistemas de detección de intrusiones.

Resumen

  • Los sistemas de detección de intrusos (IDS) supervisan el tráfico de la red en busca de actividades maliciosas, con dos técnicas principales: la detección basada en firmas y la basada en anomalías.
  • Las ventajas de implantar un IDS incluyen una mayor seguridad, una identificación más rápida de los incidentes y una mejora del cumplimiento de la normativa.
  • Las tecnologías de seguridad complementarias, como los IPS y los cortafuegos, trabajan conjuntamente para proteger las redes de las amenazas. Seleccionar la solución IDS adecuada requiere evaluar las necesidades de su organización.

No se convierta en víctima del cibercrimen. Proteja sus dispositivos con el mejor antivirus y su privacidad con la mejor VPN.

Comprender los sistemas de detección de intrusos (IDS)

Un sistema de detección de intrusos (IDS) es una potente herramienta diseñada para supervisar los sistemas de red y tecnológicos en busca de actividades sospechosas o amenazas conocidas. Su objetivo principal es vigilar los activos de la red, detectando y alertando a los profesionales de la seguridad de cualquier problema potencial. Los IDS se presentan en muchas formas. Incluyen los basados en red, en host, en protocolo y en protocolo de aplicación, así como tipos híbridos. Estos sistemas pueden desplegarse como una aplicación de software en su hardware, un dispositivo de seguridad de red o incluso como una solución basada en la nube.

Los IDS funcionan analizando paquetes de red, identificando hosts y dispositivos de red e inspeccionando los datos que contienen esos paquetes para determinar los sistemas operativos y los servicios que se están utilizando. Al supervisar constantemente el tráfico de la red, los IDS pueden identificar incidentes de seguridad, generar alertas y ayudar a los profesionales de la seguridad a mitigar los riesgos y proteger los datos.

Despliegue de IDS: Basado en la red vs. Basado en el host

A la hora de implantar un IDS, existen dos opciones principales: los basados en red y los basados en host. Cada uno tiene su propio conjunto de ventajas y desventajas, por lo que elegir el adecuado para su organización depende de sus necesidades y requisitos específicos.

En las siguientes secciones, exploraremos las diferencias entre estos dos tipos de despliegue de IDS.

IDS basados en la red

Un sistema de detección de intrusiones basado en la red (NIDS) es un tipo de software que supervisa el tráfico de la red y detecta problemas de seguridad o actividades maliciosas. Al vigilar toda la red, un IDS basado en red puede detectar cualquier actividad maliciosa independientemente de su origen o destino. Esto significa que puede detectar amenazas que un IDS basado en host podría pasar por alto.

Sin embargo, configurar y mantener un IDS basado en la red puede ser todo un reto, ya que puede generar falsos positivos y tener dificultades para detectar actividades maliciosas ocultas o cifradas. A pesar de estos retos, un IDS basado en red suele ser un componente esencial de una infraestructura de seguridad integral, ya que proporciona una visión amplia de toda su red y puede detectar eficazmente las amenazas potenciales.

IDS basado en host

A diferencia de los IDS basados en la red, un sistema de detección de intrusiones basado en el host (HIDS) se instala en dispositivos individuales, supervisando los paquetes entrantes y salientes en cada host. Destaca en la detección de actividad maliciosa en el propio host, aunque no sea visible para un IDS basado en red. Esto significa que puede identificar eficazmente las amenazas independientemente de su origen o destino.

Al igual que su homólogo basado en la red, un IDS basado en el host también puede ser difícil de configurar y mantener, y puede producir falsas alarmas. Además, puede tener dificultades para detectar actividades maliciosas que estén encriptadas u ocultas.

A pesar de estos inconvenientes, la implementación de un IDS basado en hosts puede ser una valiosa adición a su arsenal de seguridad, ya que proporciona una visión en profundidad de los hosts individuales dentro de su red.

Técnicas clave de detección en IDS

Los sistemas de detección de intrusos emplean dos métodos principales de detección para identificar el tráfico de red malicioso: la detección basada en firmas y la detección basada en anomalías. Ambas técnicas tienen sus propios puntos fuertes y débiles, y algunas soluciones IDS incluso utilizan un enfoque híbrido para maximizar las capacidades de detección de amenazas.

Echemos un vistazo más de cerca a estas técnicas clave de detección.

Detección basada en firmas

La detección basada en firmas es una técnica ampliamente utilizada que identifica el malware y otros códigos maliciosos comparándolos con una base de datos de firmas conocidas. Este enfoque es popular tanto entre los programas antivirus como entre los IDS. Los IDS basados en firmas utilizan huellas dactilares de amenazas conocidas para detectar tráfico o paquetes maliciosos.

El principal inconveniente de la detección basada en firmas es su incapacidad para identificar tráfico de red malicioso nuevo o desconocido. Dado que se basa en la coincidencia con patrones conocidos de comportamiento malicioso, no puede detectar ataques desconocidos hasta ahora. Esta limitación ha llevado al desarrollo de técnicas de detección alternativas, como la detección basada en anomalías.

Detección basada en anomalías

La detección basada en anomalías está diseñada para identificar firmas de ataque conocidas, así como desviaciones de la actividad normal. Lo consigue utilizando el aprendizaje automático para comparar el tráfico entrante con un modelo de actividad fiable. La detección basada en anomalías puede detectar amenazas previamente desconocidas, lo que la hace más fiable que la detección basada en firmas y genera menos falsos positivos.

Sin embargo, la implementación de la detección basada en anomalías puede ser un reto, ya que a menudo conduce a una mayor tasa de falsos positivos. A pesar de este obstáculo, la detección basada en anomalías sirve como una poderosa herramienta en la detección de amenazas previamente desconocidas, por lo que es una valiosa adición al conjunto de herramientas de seguridad de su organización.

Ventajas de implantar un sistema de detección de intrusos

Invertir en un sistema de detección de intrusos conlleva una serie de ventajas que pueden mejorar significativamente la postura de seguridad de su organización. Una de las ventajas clave es la capacidad de detectar rápidamente anomalías conocidas, lo que le proporciona una mayor visión de su red. Esto, a su vez, ayuda a reducir los riesgos financieros, empresariales y operativos asociados a los incidentes de seguridad.

Otra gran ventaja de implantar un IDS es su capacidad para ayudar a su organización a cumplir las normativas de seguridad. Al proporcionar un conocimiento más profundo de su red, un IDS facilita el cumplimiento de estas normativas, a la vez que utiliza los registros del IDS como prueba del cumplimiento.

En última instancia, el uso de un IDS puede redundar en una mejor seguridad general, una identificación más rápida de los incidentes y un mejor cumplimiento de la normativa.

Desafíos a los que se enfrentan los sistemas de detección de intrusos

A pesar de sus numerosas ventajas, las soluciones IDS no están exentas de problemas. Uno de los problemas más comunes a los que se enfrentan los IDS es la aparición de falsos positivos, es decir, alertas generadas por el sistema que resultan ser benignas. Estas falsas alarmas pueden llevar mucho tiempo de investigación a los profesionales de la seguridad y pueden provocar el bloqueo de tráfico válido.

Además de los falsos positivos, los IDS pueden tener dificultades para detectar amenazas que emplean técnicas de ofuscación, cifrado o polimorfismo para eludir la detección. Además, los IDS suelen estar diseñados para identificar patrones conocidos de comportamiento sospechoso, lo que dificulta la detección de nuevo malware que no muestre estos patrones.

Para superar estos retos, las organizaciones deben actualizar y afinar continuamente sus IDS para garantizar un rendimiento óptimo en la detección de amenazas tanto internas como externas.

Tecnologías de seguridad complementarias: IDS, IPS y cortafuegos

Los sistemas de detección de intrusiones, los sistemas de prevención de intrusiones y los cortafuegos son tecnologías de seguridad que trabajan juntas para proteger las redes y los sistemas de actividades maliciosas. Mientras que los IDS supervisan el tráfico y alertan a los profesionales de la seguridad de posibles amenazas, los IPS proporcionan control y protección, y los cortafuegos evitan activamente que las amenazas se conviertan en incidentes.

Profundicemos en las funciones de los IPS y los cortafuegos en la seguridad de la red.

Sistemas de prevención de intrusiones (IPS)

Un sistema de prevención de intrusiones (IPS) es un sistema de seguridad que supervisa el tráfico de la red en busca de actividades maliciosas y lo bloquea si lo detecta. A diferencia del IDS, que supervisa pasivamente el tráfico, el IPS actúa como un dispositivo de protección activo, proporcionando control y protección contra las amenazas. Los IPS utilizan dos métodos para detectar los ataques: la detección basada en firmas y la detección estadística basada en anomalías. Esto les permite responder con precisión a la actividad maliciosa.

Aunque la respuesta automatizada de un IPS lo hace más eficaz a la hora de salvaguardar los sistemas, también conlleva su propio conjunto de desafíos. Si el IPS no está configurado correctamente para que coincida con el uso de la red y las aplicaciones, puede que no funcione correctamente, dando lugar a falsos positivos y bloqueando el tráfico válido.

No obstante, las soluciones IPS son una valiosa adición a la infraestructura de seguridad de una organización.

Cortafuegos

Los cortafuegos son un componente crítico de la seguridad de la red, ya que actúan como barrera entre una red interna segura y una red externa no fiable, como Internet. Supervisan y controlan el tráfico que entra y sale de una red basándose en reglas de seguridad predefinidas, protegiendo las redes del tráfico malicioso y del acceso no autorizado.

Los cortafuegos y los IDS se complementan para proporcionar una configuración de seguridad completa. Mientras que los cortafuegos bloquean activamente el tráfico malicioso, los IDS detectan y le alertan de cualquier actividad sospechosa en la red. Juntos, los cortafuegos, IDS e IPS forman una sólida infraestructura de seguridad que ayuda a salvaguardar los datos y la red de su organización de una amplia gama de amenazas.

Selección de la solución IDS adecuada para su organización

Elegir la solución IDS adecuada para su organización depende de sus necesidades y requisitos específicos, que variarán en función de factores como el tamaño y el tipo de su organización, así como el tipo de datos que deben protegerse. Para evaluar las distintas soluciones IDS, tenga en cuenta factores como los requisitos de recopilación de datos, el rendimiento, la fiabilidad y la ubicación del dispositivo IDS.

En última instancia, la solución IDS adecuada dependerá de las circunstancias únicas de su organización y de sus objetivos de seguridad. Si evalúa a fondo sus necesidades y examina detenidamente las soluciones IDS disponibles, podrá asegurarse de seleccionar el sistema de detección de intrusos más eficaz para su organización, que le proporcionará una sólida protección contra las amenazas potenciales y mejorará su postura de seguridad general.

Resumen

En conclusión, los sistemas de detección de intrusiones desempeñan un papel fundamental en la protección de las redes frente a una amplia gama de amenazas potenciales. Con varios tipos de despliegues de IDS, técnicas de detección y tecnologías de seguridad complementarias, las organizaciones pueden adaptar su infraestructura de seguridad para satisfacer sus necesidades y requisitos únicos. La implantación de un IDS no sólo mejora la seguridad de la red, sino que también ayuda a las organizaciones a cumplir las normas de seguridad y a reducir los riesgos asociados a los incidentes de seguridad.

A medida que el panorama digital sigue evolucionando, es esencial que las organizaciones vayan un paso por delante de las posibles amenazas. Al seleccionar la solución IDS adecuada e integrarla con tecnologías de seguridad complementarias, puede asegurarse de que su organización está bien equipada para afrontar los retos del panorama actual de la ciberseguridad, salvaguardando sus valiosos datos y manteniendo una sólida seguridad de la red.

Cómo mantenerse seguro en línea:

  • Utilice contraseñas seguras: Utilice una contraseña única y compleja para cada cuenta. Un gestor de contraseñas puede ayudarle a generarlas y almacenarlas. Además, active la autenticación de dos factores (2FA) siempre que esté disponible.
  • Invierta en su seguridad: Comprar el mejor antivirus para Windows 11 es clave para su seguridad en línea. Un antivirus de alta calidad como Norton, McAfee o Bitdefender salvaguardará su PC de varias amenazas en línea, incluyendo malware, ransomware y spyware.
  • Tenga cuidado con los intentos de phishing: Sea precavido cuando reciba comunicaciones sospechosas que le pidan información personal. Las empresas legítimas nunca le pedirán datos confidenciales por correo electrónico o mensaje de texto. Antes de hacer clic en cualquier enlace, asegúrese de la autenticidad del remitente.
  • Manténgase informado: En nuestro blog cubrimos una amplia gama de temas de ciberseguridad. Y hay varias fuentes creíbles (en inglés) que ofrecen informes y recomendaciones sobre amenazas, como NIST, CISA, FBI, ENISA, Symantec, Verizon, Cisco, Crowdstrike y muchas más.

¡Manténgase seguro en Internet!

Autor: Tibor Moes

Autor: Tibor Moes

Fundador y redactor jefe de SoftwareLab

Tibor ha probado 39 programas antivirus y 30 servicios VPN, y posee un certificado de posgrado en ciberseguridad de la Universidad de Stanford.

Utiliza Norton para proteger sus dispositivos, CyberGhost para su privacidad y Dashlane para sus contraseñas.

Puede encontrarle en LinkedIn o ponerse en contacto con él aquí.